Home » Noticias » Noticias Comunes » Emails con enlaces o archivos sospechosos = Ransomware

Emails con enlaces o archivos sospechosos = Ransomware

Publicado en: Noticias, Noticias Comunes

Os recordamos, cualquier correo que incluya un archivo o enlace a un archivo siempre debe ser revisado atentamente. La mayoría de veces causan la entrada a nuestro ordenador de programas no deseados. Estos programas actúan de distintas formas pero siempre en perjuicio de nuestro sistema:

  • Encriptando la información para posteriormente pedir dinero para su recuperación.
  • Bloqueando el equipo.
  • Extrayendo contraseñas de usuario de correo para spam o webs de bancos etc.

En definitiva buscan la ingenuidad de abrir un enlace o archivo adjunto para propagar por el sistema este tipo de progamas de ransomware (es un tipo de programa informático malintencionado que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado, y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción.)

Por regla general no abrir nunca un archivo o pinchar un enlace de un correo a no ser que se tenga la certeza absoluta de la procedencia del mismo.

Cuidado correos troyanos2 - Emails con enlaces o archivos sospechosos = RansomwareComo muestra podéis ver un correo sobre el pago de una factura que es 100% Ransomware, en el podemos ver al situarnos en el enlace que nos manda a una página altamente sospechosa (dado que camufla el enlace de destino), pero hay muchos otros más sofisticados de compañías de teléfono, eléctricas etc…

 

Cuidado correos troyanos - Emails con enlaces o archivos sospechosos = Ransomware

 

Como siempre os remitimos a tener copias de seguridad de todos vuestros archivos y seguir las directrices para evitar este tipo de Ransomware.

Volvemos a recalcar a nuestros clientes lo siguiente:

  • Mantener actualizados los sistemas operativos, navegadores y aplicaciones para evitar que el ransomware pueda aprovechar agujeros de seguridad y se distribuya de forma masiva.
  • Evitar abrir correos sospechosos no solicitados. Tanto si proceden de usuarios conocidos como desconocidos, es recomendable asegurarse de que la persona que ha enviado el correo realmente quería remitir ese fichero adjunto o enlace.
  • Tener cuidado con absolutamente todos los archivos adjuntos a un e-mail o descargados desde un enlace, especialmente aquellos que vienen comprimidos en formato ZIP. Incluso los archivos aparentemente inofensivos, como los documentos de Microsoft Word o Excel, pueden contener un malware, por lo que es mejor ser precavido.
  • La mayoría de los clientes de correo electrónico ofrecen la posibilidad deshacer visibles todas las extensiones de los archivos adjuntos recibidos. Aconsejamos habilitar esta función para saber exactamente qué tipo de archivo se nos ha enviado.
  • Disponer como mínimo de dos copias de seguridad actualizadas y cada una de ellas alojada en una ubicación diferente a la otra (No conectadas al ordenador). Nuestra Guía de Backup te será de utilidad para esto.
  • Activar el sistema de restauración de ficheros Shadow Copyde Windows para restaurar los archivos afectados por el ransomware a una versión anterior (en el caso de que estos últimos no se hayan visto afectados).
  • Utilizar herramientas especializadas (como Anti Ransom o CryptoPrevent) para recibir alertas en caso de que un ransomware empiece a cifrar archivos, e incluso para evitar el cifrado de cierto tipo de ficheros en ubicaciones determinadas.